¿Cuál es la diferencia entre las almohadas rellenas de cáscaras de trigo sarraceno y las de cáscaras de mijo?

Muchas veces nuestros clientes nos preguntan la diferencia entre los dos rellenos pensando que cada uno posee una utilidad diferente.

No es así, tanto las almohadas rellenas de cáscaras de mijo como la de cáscaras de trigo sarraceno tienen la misma función de combatir el estrés y los dolores corporales, principalmente los de tipo muscular, gracias a su textura característica y forma maleable, capaz de adaptarse a los pliegues de la anatomía humana, proporcionando un suave masaje. Ambas mantienen recta la cervical para poder tener un sueño realmente reparador. Disminuyen el dolor cervical y el lumbar. Facilitan una buena alineación de la columna y de la lordosis cervical. Alivian los problemas de la espalda y de los hombros debido a la sobrecarga generada por malas posturas, incluso a la hora de dormir. Alivian la tensión muscular. Proveen una temperatura neutra requerida para un sueño reparador. Aligeran los ronquidos perturbadores, insomnio y dolores de cabeza generados por problemas posturales.

Es cuestión de gustos

Debido a que se encuentran rellenas de cáscaras de semillas ambas son hipoalergénicas. Al no ser un material orgánico no atraen bichos.

El dato que debes tener en cuenta al momento de elegir una u otra es que las almohadas rellenas de cáscara de mijo son más pesadas, duras y compactas que las de cáscara de trigo sarraceno que, en cambio, son más livianas, manipulables y esponjosas.

Es cuestión de gustos, ya que según te gusten las almohadas duras o blandas, pesadas o liviana, meno o más fácilmente manipulables deberás elegir las de mijo o las de trigo sarraceno.

Si te sirvió esta información o si tenes más dudas, esperamos tus comentarios.

Deja un comentario

Atención al cliente:
(+54 911) 4493 - 2535

Grandes clientes:
(+54 911) 3587 - 6970

Necesitas ayuda o tienes preguntas?
Escribínos a:
[email protected]