La tendencia de volver a lo natural está más presente que nunca.

Y encuentra su máximo exponente en la decoración RAW (significa «crudo»), caracterizada por el uso de materiales sin tratar. Maderas con imperfecciones, muebles sencillos y colores claros son las claves de este estilo.

Algo tiene que ver con cierto minimalismo, porque suele caracterizarse por espacios “limpios”, austeros, depurados, en los que se ha buscado cierta vuelta a lo esencial. Vivir en casas con las piezas justas, huyendo de la ostentación para centrarse en la belleza serena de los ambientes, intentando buscar un equilibrio perfecto ente estética y comodidad.

Debemos huír de los colores estridentes en suelos y paredes. Apuesta mejor por los blancos, los beige, los cremas, los grises… Y mejor todavía si se utilizan de manera continua, sin dibujar sus límites, y con acabados en crudo.

Madera sin tratar, colores claros, materiales naturales y muebles sobrios. La tendencia ‘raw’ aboga por una decoración sin estridencias y orgánica, que convierte nuestra casa en un oasis de calma.

Nuesta premisa es siempre respetar lo natural. Nuestras almohadas son confeccionadas con materiales 100% naturales y son ideales para que puedas llevar esta tendencia a tu dormitorio.

¿Quién se suma a esta tendencia?

Deja un comentario